Blog

Fusilli a la carbonocina

(c) 2005 David Marín Carreño
Esta receta es libre; puede redistribuirla y/o modificarla bajo los términos de la Licencia Pública General GNU (GPL) tal y como ha sido publicada por la Free Software Foundation; tanto en su versión 2, como (a su elección) cualquier versión posterior.

Precondiciones
(para 3 personas en configuración plato-único)

  • 500 g. de pasta. En nuestro caso, fusilli al huevo (espirales).
  • Media cebolla
  • 2 lonchas de bacon
  • 10 nueces
  • 100 gramos de queso tierno (4 lonchas gruesas).
  • Leche
  • 200 ml de nata líquida
  • Sal
  • Una pizca de curry

Implementación

Por un lado, se cuece la pasta hasta el punto que se desee, en abundante agua (dicen los expertos en esto que debe ser un litro de agua por cada 100 g. de pasta) y con la sal necesaria. Es importante que la pasta no esté sosa, sino en su punto de sal. Además, yo le suelo echar un poco de aceite para que no se pegue.

Mientras rompe a hervir el agua (zZzZzZ), se echa la pasta y vuelve a hervir (zZzZzZzZ) y se cuece (zZzZzZ), aprovecharemos para hacer la salsa.

En una sartén, ponemos aceite. Cuando esté caliente, añadimos la cebolla picada con un poco de sal hasta que se dore, momento en el que pondremos las dos lonchas de bacon en tiras, así como 5 nueces machacadas en el mortero.

Una vez se hayan dorado las tiras de bacon, añadimos dos lonchas de queso partidas en trozos pequeños, y las removemos para que al deshacerse no formen un bloque compacto. Así mismo, añadimos la nata. Una vez se haya deshecho el queso, sin dejar de agitar, se echa un poco de leche.

En estos momentos, la pasta estará en su punto. Se escurre bien, enfriándola ligeramente para cortar su cocción, y se coloca de nuevo en la cazuela junto con la salsa que hemos preparado. Es necesario removerla bien para que los ingredientes se mezclen.

Aprovecharemos la sartén de la salsa para realizar la segunda parte de la salsa. Para ello, añadiremos las dos lonchas de queso hechas trocitos. Mientras se van fundiendo, se removerán y se añadirán chorritos de leche. El queso deberá estar completamente deshecho y formando grumitos en la leche.

En ese momento, añadir las otras 5 nueces picadas en el mortero y la pizca de curry. Tras remover bien, se añade a la cazuela de pasta inicial, removiendo todo.

Tras ello, degustamos esta delicia. Cuidado, que es adictiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: David Marín Carreño.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Digital Ocean que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.